De turista en la ciudad (relato)

01/02/2020

Son las 18 hs del sábado. Llego a casa. Hace mucho calor, pongo el ventilador. Aprovecho que estoy sola, porque así me inspiro y escribo mejor. Hoy me dí una cita con mi artista interior y la pasamos excelente. Me dejé llevar y resultaron cosas que me encantaron.

Estando en la costa, la semana pasada, en la tele escuché que iba a haber una exposición de Ernetso Neto en el Malba. Nunca fui al Malba, y no conocía a Ernesto Neto, pero la sinopsis que dieron me encantó y en mi plan de hacer salidas que despierten mi creatividad me encaminé hacia allí.

Dudé en ir, porque tenía que viajar en tren y colectivo y hacía mucho calor, y también porque desde hace tiempo me viene molestando mi estómago. Se me hincha mucho y me pone de muy malhumor. Pero me puse los jeans, mi mochila nueva, la cámara de fotos y partí.

El viaje estuvo muy bien, el tren tenía aire acondicionado, y de movida ya un vendedor me convenció (en realidad no hizo nada, solo pasar vendiendo) y me compré un set de lapiceras de colores. Debo confesar que en esta salida fui un poco compradora compulsiva, pero en mi mente ya tenía planificado comprarme algunas cosas.

Llego a Plaza Constitución y ahí me tomo el 67, también con aire acondicionado. Estoy muy desacostumbrada a viajar en transporte público y más para esos lados que ya no frecuento tanto.

Llego a la puerta del Malba, un motivo por el que fui hoy también era porque finalizaba la exposición de Erlich y quería verla y aproveché que también había una exposición de arte latinoamericano de 1900 a 1970.

Lo primero que hice fue ir a la tienda, que tiene libros y leí que había cuadernos y objetos lindos de los que me gustan a mí. Encontré cosas lindas, pero no me sorprendieron mucho, así que no compré nada.

Fui a ver las obras y realmente creí que iba a estar mas tiempo allí. Saqué varias fotos, voy a subir algunas junto a este post. Había niños y adultos sacándose fotos. Varias obras de Neto son interactivas, así que había cola para probarlas, yo prefiero ver todo de pasada y no esperar. Me gustó la idea general de Neto, los elementos que usa, el sentido que le da. Muy lindo.

A la ida al museo en el colectivo, pasé por el Museo de Bellas Artes que está a unas cuadras, así que me propuse ir hacia allí. Llegué tarde, porque ya había cerrado. En el camino hacia allí observé todo. Es una zona muy linda de Buenos Aires. Pasé por la embajada de Iran y de España. Pasé por una casa que tenía enredaderas muy prolijamente podadas, pero no saqué fotos con la cámara, porque en la calle me da miedo estar con la cámara si bien es una zona “tranquila” al igual que, por ejemplo, Puerto Madero. Fui viendo árboles, agarré unos frutos de uno porque los voy a plantar. Había un jacarandá que iba creciendo para un costado y de golpe se ve que cambió de opinión y dio un giro de 90 grados y siguió para el otro lado. Pasé por la Facultad de Derecho y su flor gigante. Iba a acercarme más, pero hacía mucho calor y estaba administrando la energía de forma tranquila.

Llegué a un lugar donde hay una feria de artesanos inmensa, me gustan estas ferias así que fui a chusmear. En el camino me compré una ensalada de frutas riquísima, tenía de todo, kiwi, arándanos, naranja, sandía, durazno, pera, uva y manzana. ¡Espectacular!.

De golpe y sin darme cuenta mezclada entre las decenas de turistas estaba yo. ¡Qué lindo es ser turista!. Al lado de esa feria estaba el Centro Cultural Recoleta. ¡Y allí me zambullí!, paso a una tienda en la entrada que tiene objetos muy bonitos, aún no encuentro nada hermoso que me convenza de comprarlo. Le consulto a la gente de allí y me dicen que es entrada gratuita y hay varias exposiciones. Fantástico.

Entro y la verdad que me sorprendió el lugar. Las paredes tenían collages feministas, muy buenos. Hay salas con pinturas, y con esculturas. Saqué fotos. Me sentía en un mundo muy lindo. Nadie me juzgaba, que es el pensamiento que siempre me sigue. El juicio de la gente y lo que pensarán de mí aunque nunca lo sepa. En mi mente me imagino lo que piensan, así que imagínense ustedes lo que es mi mente. Allí había muchos chicos jóvenes, había grandes almohadones en el piso para acostarse, gente leyendo, gente dibujando, gente bailando. Un ambiente muy distendido. Salgo a la parte de afuera, subo a una terraza, hay paredes con jardines verticales que me sorprenden con su belleza. Mucho verde. Un barcito. Increíble lugar que se topó en mi camino.

Salgo, doy unas vueltas por la feria. Hay cuadros, artesanías, de todo un poco. Me doy cuenta que allí también está el cementerio de la Recoleta. Pero por hoy ya iba a ser mucha información. No descarto ir algún día, debe tener su encanto. Me vuelvo a mezclar entre los turistas. Me compro un heladito y sigo caminando. Me doy cuenta que debo estar cerca de la Av. Santa Fe, pero estoy desorientada y no tengo intención de abrir el Google maps. Camino.

Llego a una esquina y encuentro Callao. Bien, podría ir a la tienda Monoblok que tanto me gusta en Callao y Santa Fe, por donde vivía antes. Vuelvo a encontrarme con esa micro-población que es la gente de Capital Federal, es gente distinta a mí. No lo digo bien ni mal. Es diferente. Viven como una realidad aparte muy diferente a la que vivo yo en las afueras. Vidas de departamento rodeadas de muchas otras personas. Algún día me adentraré más en esa descripción, pero hacía unos meses no veía a los porteños.

Le pregunto a una pareja de gente mayor que estaba viendo una vidriera de inmobiliaria para qué lado quedaba Santa Fe, son 6 cuadras para allá. ¡Gracias!, el hombre me dice, “es muy lindo por ahí”. Me río, si, es lindo. Una lindura particular. Viviendo allí logré querer un poco al barrio, aunque nunca me sentí pertenecer ni tampoco me identifiqué con la gente. Es lindo, si. Para el mundo capitalista es lindo. Para el que ama la ciudad y busca muchos estímulos, es lindo. Me volví a encontrar con gente revisando la basura y ahí es cuando pienso que con la plata que gasté para comprarme la mochila que me encantaba el otro día, esa persona podría comer dos semanas. Culpa, pero sigo. En el camino veo otra parejita de personas grandes mirando otra vidriera de inmobiliaria. Casualidad.

Voy reconociendo el barrio cuando voy llegando a Santa Fe. Paso por Monoblok y tenía el cartel de “vuelvo enseguida”, ¡ufa!. Voy a caminar un poco. Entro a un Todo Moda, me compré unas cositas (stickers y un cuaderno), sigo y recuerdo que allí está El Ateneo, esa librería inmensa ubicada con una edificación increíble. Tengo descuento con el banco allí, así que me sumerjo. De entrada agarré 3 libros, soy terrible. Ya había ido allí cuando vivía cerca, pero hoy tengo la cámara, así que saqué unas fotos. Compré otro cuaderno para escribir, no me puedo resistir. Parece que las modas están a mi favor (o en contra de mi billetera): flamencos, selvas, elefantes, es todo lo que me gusta. Me di cuenta que elijo mucho los libros por las tapas, luego el título tiene que cautivarme y ahí los investigo un poco más.

Ahí está mi compulsividad, porque tengo muchos libros que compré y no leí todavía, pero me encanta pensar en la posibilidad de tener todos estos universos a mi alcance cuando yo quiera.

Me pasó desde hace dos días, que apareció la palabra “Aura” en varias oportunidades. No sé, lo voy a tener en cuenta, será un mensaje del universo.

Decido volver, ya no voy a comprar más nada y estoy un poco cansada. Me tomo el 37 hasta Lanús y después el tren. Voy viendo la ventana. Deseo llegar para escribir toda esta experiencia, insignificante para muchos, significante para mí. Me dio material mental, me dio inspiración, me dio material en papel, me dio creatividad, me dio libertad, me dio fotografías, me dio mucho. Gracias.

Me encantó que me lleve la corriente invisible del arte, me dejé llevar por la caminata, por el tiempo libre, por la intuición. Mientras me tomo unos mates, voy a ver las fotos, agradecida por este día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s