Relatos del viaje por el Norte argentino (Parte II)

Serranías del Hornocal, Humahuaca, Jujuy.

Iruya (04/09/19)

Venimos recorriendo la Quebrada de Humahuaca. Arrancamos en Tilcara, llegando de noche, como comentaba en un post anterior. El segundo día recorrimos el Pucará de Tilcara. Justo cuando llegabamos empezaba una visita guiada, ¡qué suerte!, porque aprendimos un montón de la historia del lugar, de nuestra historia, de nuestros ancestros que vivieron hace 10.000 años A.C.

“Antes de Cristo”, ¡cómo me llama la atención lo que logró imponer la iglesia católica!. Y digo bien “imponer”, porque fue mayormente a la fuerza. A fuerza de vidas humanas perdidas. Y se ve que les sirvió para lograr su objetivo, hoy en día la gente sigue creyendo en sus personajes dentro de todas sus ramas. Me sorprende que en cada lugar que viajo, por más remoto que sea, encuentro una iglesia. En el norte, en lo alto alto de una montaña donde no vive nadie se ve una iglesia, en Lopes Mendes (Brasil), en el medio de la mata atlántica, restos de una iglesia. ¡Qué locura!.

Estábamos en Humahuaca, y en la plaza a las 12:00 hs del mediodía, todos los días, suena una música que sale de la iglesia y en el cabildo se abre una puertita mecánicamente, y asoma un “santo”, o un muñeco que simula ser un santo. Y ahí estaba toda la gente con sus celulares filmando. El muñeco subía y bajaba sus manos y luego se cerraba la puertita y la gente aplaudía. ¡Qué cosas genera la iglesia!. Pero bueno, también si soy autocrítica, yo veo representaciones de la Pachamama y también me genera algo, aún siendo un símbolo igual que el muñeco del santo.

Siguiendo con la cronología, el segundo día hicimos la excursión a las Salinas Grandes y Purmamarca. Estuvo lindo, la guía también nos enseñó muchas cosas sobre la gente de allí. El problema fue que los 4185 m.s.n.m. se notaron en mi cuerpo. Dolor de cabeza, náuseas. Pero bueno, dentro de todo pude disfrutar el día y los lugares recorridos. Hubo música en el almuerzo, en el restaurante. Nadie aplaudía a los músicos, yo no lo podía creer, estaba indignada.

Las Salinas son impactantes. También vimos vicuñas y pasamos por el Cerro de los siete colores.

El tercer día nos tomamos el micro desde Tilcara, donde hacíamos base, hacia Humahuaca y visitamos el Cerro Hornocal o Cerro de los catorce colores en 4 x 4. Fuimos con David el chofer y dos chicos más. ¡Hermoso lugar!. Tenía miedo porque este lugar está a 4800 m.s.n.m., pero se ve que mi cuerpo ya se había aclimatado. Después compras y paseo por el pueblo. Tranquilos.

Hoy, día cuarto vinimos a Iruya. Saliendo a las 8 hs. de Tilcara. El viaje es largo y un poco agotador, el micro era una coctelera, las curvas y contra-curvas de la montaña daban vértigo, pero tuvo su encanto ver tanta inmensidad y sentirse tan pequeño y frágil. Iruya es silenciosa y tranquila. Intentamos ir al Mirador del Cóndor pero agarramos otro camino y no llegamos. Llama la atención que toda esa gente viva aislada en el medio de la montaña.

En el camino a Iruya pasamos por otros pueblos muy pequeños y aislados. Hoy en la ciudad los recuerdo, recuerdo a esa gente y esas realidades tan distintas. Me llamó la atención saber que existen cientos de comunidades que van desde 4 personas a varias familias, viviendo a lo largo de la quebrada. Estas comunidades incluso ni se ven, viven sin electricidad por ejemplo, sacan a pastar a sus cabras por las alturas durante el día, caminan kilómetros y kilómetros por caminos que si uno presta atención a veces se logran ver en la montaña. David el chofer de Humahuaca nos contaba que el era de una comunidad, y de pequeño estudiaba en Humahuaca y vivía allí, pero que cuando extrañaba a su familia caminaba para verla durante 8 horas. Me sigo preguntando por la visión de la vida que tienen estas personas que viven tan aisladas. ¿Querrán conocer otros lugares?. ¿Porqué yo me empeño en buscarle otra vuelta a la vida más allá de cubrir las necesidades básicas y criar hijos?, me empeño en encontrar más vetas, más caminos alternativos. De todo aprendo. Observo y aprendo. Guardo escenas, caras, palabras, paisajes. Como dice Enriqueta, el personaje de Liniers y con quien me siento TAN identificada “Ver el mundo desde lugares diferentes… siempre”. Eso también me lo enseñó mi viejo y me ayuda para no enfrascarme en mi realidad solamente y entender que hay otras realidades y que somos diminutos.

Acá va el listado de cosas que vi:

En el camino al Mirador del Cóndor, que nunca llegamos, había un nene y dos nenas jugando y se mataban de risa, ¡que hermosos!. Me recordaron a mi niñez, cuando uno se entretiene y se ríe con cualquier cosa.

En ese mismo camino, vimos huesos de animales, cueros, basura, heces de todo tipo.

Las nenas en el mirador de Iruya, en la puerta de la iglesia vendiendo alfajores ($20), ensalada de frutas ($30) y otras cositas. Los precios de la comida allá (en la Quebrada) eran más baratos en algunos lugares.

El guiso de llama. (No como porque soy vegetariana).

Las viviendas tan pequeñas del Pucará de Tilcara y el frío que haría allí por las noches cuando vivían nuestros ancestros.

Los puestos de venta de artesanías en las plazas de los pueblos.

Los diferentes tipos de papas y maíz que existen y que acá en la ciudad ya no llegan.

Las casitas de adobe con techo de caña.

La gente amable que saluda.

El Api calentito para el frío. ¡Qué rico!. La quinoa presente en las comidas.

Las vicuñas, llamas, guanacos y alpacas.

Perros por todos lados y algunos burros también.

Un gatito igual al mío en el techo de una casita de Iruya.

La siembra de alfalfa para las cabras.

Mujeres vendiendo en los micros hojas de coca, caramelos de coca, empanadas.

Las momias en el museo antropológico de Humahuaca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s